Las vedas para salvar los manglares de Tumbes

En la región Tumbes existe la más grande extensión de manglares del Perú, esta en las desembocaduras de los ríos Tumbes y Zarumilla. Aquí está el Santuario Nacional Los Manglares de Tumbes, creado en 1988.

A simple vista, los bosques de mangles lucen como hileras anchas de árboles con raíces y ramas retorcidas y delgadas, que se entrelazan semisumergidas en playas, desembocaduras de ríos y lagunas de zonas costeras tropicales y subtropicales. 

En los manglares hay gran cantidad de materia prima como madera de calidad para la construcción de casas (su madera es resistente a las termitas). También para la construcción de barcos y muelles debido a su densidad y resistencia a la putrefacción.

Los manglares sirven como refugio para una gran variedad de especies, entre las que destacan aves, peces, moluscos y crustáceos. Entre estos últimos destaca el cangrejo del manglar o cangrejo rojo (Ucides occidentalis), una especie emblemática que, hasta hace algunos años, corría el peligro de desaparecer del Santuario Nacional Los Manglares de Tumbes por la captura indiscriminada debido a la creciente demanda, sobre todo en el mercado gastronómico. 

Desde el 2015 se estableció un hito en la conservación del cangrejo rojo y de otras especies. Así se establecieron vedas o temporadas en las que está prohibido extraer cangrejos y otras especies para evitar su extinción. En el caso del cangrejo del manglar o cangrejo rojo, la veda acontece en agosto, cuando el cangrejo  abandona su caparazón para crecer en tamaño y edad; y entre los meses de enero y febrero, cuando esta especie se reproduce. En ambos ciclos no solo está prohibida su extracción, sino también su comercialización y consumo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *